El método Pilates se fundamenta en seis principios básicos que estableció su creador Joseph Pilates. Los ejercicios se deben ejecutar siguiendo esta metodología.

Concentración: Se debe estar con los cinco sentidos al 100% para la ejecución de los ejercicios de pilates. Se habla de un sexto llamado propiocepción que es el que nos permite conectar cuerpo y mente. Durante la realización del ejercicio se debe estar concentrado para tener la sensación de sentir el movimiento, detectarlo y entender como se realiza, que se está trabajando y sentir la actividad que se está desarrollando.

Respiración: La correcta respiración es clave en pilates y forma parte de cada ejercicio. La técnica de pilates es lograr limpiar el torrente sanguíneo a través de la oxigenación y mejorar la capacidad pulmonar. Mediante un buen hábito de respiración se puede conseguir una buena parte de la corrección postural.

Centralización: El centro, “Mansión de poder” o “Power house” es la zona donde sale toda la energía para realizar los movimientos de nuestro cuerpo de una forma armónica y controlada. El centro es el conjunto muscular que engloba el diafragma, musculatura abdominal, cuadro lumbar junto con los músculos profundos de nuestra columna y suelo pélvico.

-Precisión: La precisión en la ejecución de los movimientos es clave y deriva del control, respiración y centralización. Cada movimiento tiene un propósito, no es la estructura del ejercicio en sí; sino la ejecución del mismo. La alineación es un concepto correcta también permite la perfección del movimiento.

Fluidez: Durante la práctica del método es clave realizar los ejercicios con fluidez, de modo ni muy rápido ni muy lento, de una forma armoniosa (sin trompicones). En Pilates no existen movimientos aislados o estáticos, sino que se sigue el fluir natural del cuerpo, como una intención de hacerlo o más bonito y preciso posible.

Control: Este principio deriva de los demás, no se puede tener control sin los demás principios. El control es básico ya que el método considera como indivisible mente-cuerpo. Para controlar debemos saber estabilizar, respirar, conectar y mover.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR