Los discos de equilibrio son un excelente implemento para trabajar los ejercicios de equilibrio, el fortalecimiento de tobillos y la rehabilitación en caso de alguna lesión en los pies.

Está clasificado dentro del grupo de superficies inestables al igual que el fitball, el bosu o el foam roller.

Este implemento nos aporta muchos beneficios como:

  • Conseguir una higiene postural.
  • Mejorar la coordinación, la estabilidad, la agilidad y la flexibilidad.
  • Ayudar a fortalecer y estabilizar los tobillos y las rodillas.
  • Se puede utilizar como ayuda para realizarnos un automasaje.

La semana pasada los utilizamos en nuestras clases de Pilates Aéreo, combinando el disco de equilibrio con los estribos del columpio, para ayudarnos a tener más estabilidad y darnos más confianza.

El trabajo del equilibrio es muy importante. Con ayuda de este implemento mejoramos el control sobre nuestro cuerpo, ya que aprendemos a estabilizar nuestra postura y aumentar la coordinación corporal.

El disco de equilibrio podemos colocar debajo de los pies, cogerlo con las manos, colocarlo en la zona escapular, debajo del sacro, entre las rodillas, siempre dependiendo del ejercicio que queramos realizar.

El equilibrio es uno de los principios del Método Pilates por tanto debemos trabajarlo para tener una buena alineación postural. A veces factores como la vista, oído, influyen en nuestro equilibrio por tanto debemos hacer mucho hincapié en él.

La propiocepción y el equilibrio están ligados. Cuando mayor control tengas sobre tu cuerpo mejor será tu equilibrio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR