Un ejercicio que realizamos en nuestras sesiones de pilates máquina es “El Arabesque” con ayuda de la barra de rodar de nuestra unidad de pared springboard.

El Arabesque o arabesco es una posición básica de ballet, donde el bailarín está sobre una pierna de apoyo mientras la otra, que se encuentra elevada, se estira por detrás. La pierna de base puede estar estirada o en demi plié.

Este ejercicio de realiza en pilates y ayuda al alumno a  desarrollar el equilibrio y estabilidad además de fortalecer los músculos isquiotibiales, glúteos, extensores de la espalda y estabilizadores del torso.

Para la ejecución de “El Arabesque” nos colocamos de pie frente a la máquina poniendo nuestras manos paralelas al ancho de hombros en la barra de rodar y vamos levantando nuestra pierna a la vez que vamos bajando nuestro tronco manteniendo la alineación pierna-tronco.

Es muy importante en el ejercicio de “El Arabesque” mantener la consonancia entre pierna y tronco evitando que la pelvis gire. Debemos evitar la hiperextensión de la pierna de abajo sobre todo si el alumno sufre de dolor o lesión de rodilla.

Para darle mayor intensidad al ejercicio podemos pedir que el alumno eleve el talón de la pierna de apoyo quedándose en punta o relevé.

Con la ejecución de este ejercicio además de lo mencionado anteriormente, proporcionamos un delicioso estiramiento de los músculos de la pantorrilla y el tendón de la corva, aumentamos la flexibilidad, fortalecemos bíceps femoral y mejoramos la estabilidad.

Como siempre el ejercicio se ejecuta siguiendo los principios de pilates, con respiración acompañando el movimiento, control y precisión, concentración, fluidez y centralización. 

Buen trabajo pilater@s!!!